El uso de edulcorantes no nutritivos se inició con la necesidad de reducción de costes y continuó con la necesidad de reducir calorías. Desde la década de 1950, los edulcorantes sin calorias se han convertido en “una maravilla” para bajar de peso que permite comer dulces sin las calorías del azúcar para endulzar pero cuidado con las calorías de las harinas .Estos edulcorantes son también conocidos como edulcorantes intensos, edulcorantes alternativos, edulcorantes de bajas calorías, y edulcorantes artificiales. La celebración y el consumo de edulcorantes sin calorias se detuvo en los años 70, cuando se encontraron conexiones con el  cáncer. Al día de hoy, hay una gran cantidad de controversia en torno a la seguridad de los los edulcorantes sin calorias. Para cada argumento de peso positivo a favor del uso de estos edulcorantes, existe un argumento igualmente convincente negativo opuesto a su uso, sin embargo lo que sí es seguro es que no lo ayudaran a superar su adicción al azúcar. Le sugiero lea el artículo en este blog :¿Cómo los edulcorantes pueden sabotear su dieta?

Los cinco edulcorantes sin calorias aprobados en USA por la FDA (Food and Drug Administration ) son sacarina, aspartame, acesulfame de potasio, sucralosa, y neotame. Cada uno de estos está regulado como un aditivo alimentario. Estos edulcorantes son evaluados en base a su seguridad, cualidades sensoriales (por ejemplo, el sabor dulce limpio, sin amargura, sin olor), y la estabilidad en varios ambientes de alimentos. A menudo se combinan con edulcorantes con calorias para dar el volumen del que carecen por sí mismos y un sabor específico. Una ingesta diaria admisible (IDA) para cada aditivo establecido. La IDA es la cantidad de aditivo alimentario que puede ser consumido a diario durante toda la vida sin riesgo apreciable para la salud de una persona sobre la base de todos  los hechos conocidos en el momento de  evaluación.

Sacarina:

La sacarina ha existido por más de 100 años y afirma ser el mejor edulcorante investigado. La sacarina es también conocida como Sweet and Low, Sweet Twin, Sweet’N Low, y Necta Sweet. No contiene ninguna caloría, no altera los niveles de azúcar en la sangre y es de 200 a 700 veces más dulce que la sacarosa (azúcar de mesa).

Las directrices de la  FDA en USA sobre la utilización de la sacarina en bebidas dicen que no se debe exceder de 12 mg / onza líquida (28.413 mililitros), y en los alimentos procesados, la cantidad no debe  exceder los 30 mg por porción. La Ingesta Diaria Admisible (IDA) de la sacarina es de 5 mg / kg de peso corporal. Para determinar la IDA, multiplique su peso en kg  por 5. Por ejemplo, si su peso en kg es 82 (180 libras) su IDA de la sacarina sería 410 mg (5 x 82). La sacarina se utiliza en los endulzantes de mesa, productos de panadería, mermeladas, goma de mascar, conservas de frutas, dulces, aderezos , postres, y aderezos para ensaladas. También es útil en los productos cosméticos, vitaminas y productos farmacéuticos.

Hubo una gran controversia acerca de la inocuidad de la sacarina en los años 70. En 1977, la investigación mostró desarrollo de tumores de vejiga en ratas macho con la ingestión de sacarina. La FDA propuso la prohibición de la sacarina basado en el Delaney La cláusula de la Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos, promulgada en 1958. Esta cláusula prohíbe la adición a la fuente de alimentación humana de cualquier sustancia que haya causado cáncer en humanos o animales. El Congreso americano  intervino después de la oposición pública a la prohibición de  la sacarina y autorizaron su permanencia en el suministro de alimentos, siempre y cuando la etiqueta realizara esta advertencia: "El uso de este producto puede ser peligroso para su salud. Este producto contiene sacarina que se ha determinado causa cáncer en animales de laboratorio. "

 Desde entonces, más de 30 estudios en humanos se han completado y se encontró que los resultados en ratas no se tradujeron a los seres humanos, por lo que la sacarina se consideró segura para el consumo humano. El estudio original publicado en 1977 ha sido criticado por las dosis muy altas que fueron entregadas a las ratas, que eran cientos de veces mayor que la considerada "Normal" para la ingestión en los seres humanos,. En el año 2000, el Programa Nacional de Toxicología (NTP) de los Institutos Nacionales de la Salud en USA llegó a la conclusión que la sacarina debía ser removida de la lista de carcinógenos potenciales. El alerta ha sido eliminado de los productos que contienen sacarina.

Sacarina: ¿Cuál es el lado negativo?

Las preocupaciones de seguridad de los productos que se consumen con sacarina siguen presentándose incluso con la supresión de la advertencia. De acuerdo con un informe escrito en 1997 escrita por el Centro para la Ciencia en Interés Público (CSPI) en respuesta a la Nacional Toxicology Program (NTP) que elimina la sacarina de la lista de posibles carcinógenos: "Sería muy imprudente la exclusión de la lista NTP a la sacarina. Si lo hacen, podrían darle al público una falsa sensación de seguridad, eliminar cualquier incentivo relacionado con nuevas pruebas, y dar lugar a una mayor exposición a este agente carcinógeno probable en decenas de millones de personas, incluidos los niños (de hecho, los fetos). Aún siendo la sacarina un carcinógeno débil, este aditivo supone  un riesgo innecesario e intolerable para el público. Por lo tanto, instamos a la NTP sobre la base de los datos disponibles actuales sobre la sacarina a declarar que es "razonable predecir que sea un carcinogénico en seres humanos, "porque hay" suficiente "evidencia de carcinogenicidad en animales (varios sitios en ratas y ratones) e "insuficientes pruebas de carcinogenicidad en humanos (cáncer de vejiga) , por ende,  no a la exclusión de la sacarina de  la lista , por lo menos hasta que una gran cantidad de nuevas investigaciones se lleven a cabo. "

Otra reclamación efectuada contra la sacarina es la posibilidad de reacción alérgica. La reacción sería en respuesta a que pertenece a una clase de compuestos conocidos como sulfonamidas que pueden causar reacciones alérgicas en individuos que no pueden tolerar medicamentos tipo sulfa. Las reacciones pueden incluir dolores de cabeza, dificultad para respirar, erupciones en la piel y diarrea. También se cree que la sacarina se encuentra en algunos de los preparados para lactantes y puede causar irritabilidad y disfunción muscular. Por estas razones, muchas personas todavía creen que el uso de sacarina debe ser limitado en los lactantes, niños y mujeres embarazadas.

 

Aspartame:

El aspartame fue descubierto en 1965 y aprobado por la FDA en 1981 para su uso en seco en edulcorantes de mesa, goma de mascar, cereales fríos para el desayuno, gelatinas y pudines. Se incluía en las bebidas carbonatadas en 1983. En 1996, la FDA aprobó su uso como edulcorante de "propósito general", y puede ser ahora encontrado en más de 6.000 alimentos.

El aspartame es también conocido como Nutrasweet,  Equal, y Sugar Twin. Sí tiene calorías, pero dado que es de 160 a 220 veces más dulce que la sacarosa, se necesitan muy pequeñas cantidades para endulzar por lo que la ingesta calórica es insignificante. La FDA ha fijado la Ingesta Diaria Admisible (IDA) de aspartame en 50 mg / kg de peso corporal de peso. Para determinar la IDA, multiplique su peso en kg  por 50. Por ejemplo, si su peso en kg es de  91 (200 libras) su ADI para el aspartame sería 4550 mg (50 x 91).

La cantidad de aspartame en los alimentos más comunes es:

  • 12 oz (341 ml) refresco de dieta-de hasta 225 mg de aspartame
  • 8 oz ( 227.3 ml) bebidas en polvo-100 mg de aspartame
  • 8 oz yogur-80 mg de aspartame
  • 4 oz postre de gelatina -80 mg de aspartame
  • ¾ de taza de cereales con azúcar-32 mg de aspartame
  • 1 paquete de Equal-22 mg de aspartame
  • 1 comprimido de Equal -19 mg de aspartame

El aspartame ha sido aprobado para su uso en más de 100 países. Una editorial en el British Medical Journal indicó que las pruebas "no mostraron vínculos entre el aspartame y el cáncer, la pérdida de cabello, depresión, demencia, trastornos de la conducta, o cualquiera de las condiciones que figuran en Sitios Web. Organismos como la Agencia de Normas Alimentarias, Alimentaria Europea Standards Authority, y la Food and Drug Administration tienen el deber de supervisar las relaciones entre productos alimenticios, la salud y nombrar una comisión de  investigación cuando surge una duda razonable. La seguridad del aspartame convenció al Comité Científico Europeo de la alimentación humana en 1988, pero los puntos negativos son difíciles de  probar, y es aún más difícil convencer a los sectores del público cuyas opiniones son alimentadas más por las anécdotas que por pruebas. La Food Standards Agency toma las preocupaciones de la población muy en serio y presionó al Comité Científico de la alimentación humana para llevar a cabo una mayor revisión, que abarcó más de 500 informes en 2002. Llegó a la conclusión mediante una  investigación bioquímica, clínica y del comportamiento que la ingesta diaria admisible de 40 mg / kg / día de aspartame se mantuvo completamente segura a excepción de las personas con fenilcetonuria.( alteración del metabolismo en el que el organismo no puede metabolizar el aminoácido tirosina a partir de la fenilalanina en el hígado. Esta enfermedad es hereditaria y es provocada por la carencia de la enzima fenilalanina hidroxilasa .)"

Aspartame: ¿Cuál es el lado negativo?

El aspartame es uno de los edulcorantes no nutritivos más controvertidos. Hay numerosos sitios web, libros y artículos que declaran varias razones por las que el  aspartame no debe ser consumido. Algunos estudios apoyan sus teorías, mientras que otros sus reclamaciones sobre la base de conspiraciones relacionadas con la industria. El siguiente es un resumen de los puntos de vista opuestos sobre el aspartame:

Industria y conspiraciones: Los conflictos de interés en los estudios realizados en aspartame y la forma en que se obtuvo su aprobación es una gran controversia. El Dr. Robert Walton investigó los estudios de aspartame en la literatura médica revisada por expertos. Él afirma que "de los 166 estudios que tienen  relevancia en términos de seguridad humana, 74 fueron financiados por Nutrasweet y 92 fueron financiados de forma independiente. El cien por ciento de la investigación financiada por Nutrasweet sancionaba la seguridad del aspartame, mientras que el 92% de la investigación financiada independientemente  identificaron un problema. "Otros informes de los empleados federales que trabajaron para las empresas responsables de la prueba y distribución de aspartame se citan en todos los sitios web y los libros, y se oponen al uso del aspartame.

La enfermedad del aspartame: HJ Roberts, MD, acuñó el término "enfermedad de aspartame" en un libro lleno de más de 1.000 páginas de información acerca de los negativos para la salud a consecuencias de la ingesta de aspartame. El Dr. Roberts informa que en 1998, los productos con aspartame fueron la causa del 80% de las quejas a la FDA acerca de los aditivos alimentarios. Algunos de estos síntomas incluyen dolor de cabeza, mareo, cambio en el humor, vómitos o náusea, dolor abdominal y calambres, cambio en la visión, diarrea, ataques o convulsiones, pérdida de memoria, y la fatiga. Junto con estos síntomas, los vínculos al aspartame existen  para síntomas de fibromialgia, espasmos, dolores punzantes, entumecimiento de piernas, calambres, tinnitus, dolor articular, depresión inexplicable, ataques de ansiedad, problemas del habla, visión borrosa, esclerosis múltiple, lupus sistémico, y varios tipos de cáncer. Mientras que la FDA ha asegurado que la investigación no muestra ninguna complicación de salud adversa al aspartame, ha habido alguna evidencia que sugiere que algunos de estos síntomas pueden estar relacionados con el aspartame:

Dolores de cabeza: Un estudio confirmó que los individuos con dolores de cabeza tras la ingesta de aspartame eran susceptibles a los dolores de cabeza debido a la aspartame. Tres estudios aleatorios, doble-ciego, controlados por placebo con más de 200 víctimas de la jaqueca de adultos mostró que los dolores de cabeza fueron más frecuentes y más severos en el grupo tratado con aspartame.

Depresión: En un estudio de los efectos del aspartame en 40 pacientes con depresión, el estudio fue interrumpido debido a la gravedad de las reacciones dentro de la primeros 13 pacientes evaluados. Los resultados mostraron que los individuos con trastornos de estado de ánimo eran particularmente sensibles al aspartame y recomendó que fuese evitado su consumo por ellos.

Cáncer: En un estudio inicial, 12 de los 320 ratas desarrollaron tumores cerebrales malignos después de recibir el aspartame en un ensayo de la FDA. Ha habido otros estudios que  apoyan  y otros que contradicen esta conclusión. Un estudio reciente, realizado por investigadores italianos y franceses indica que no hay asociación entre edulcorantes de bajas calorías y el cáncer. Los investigadores evaluaron una variedad de estudios entre los años 1991 y 2004. Estos estudios evaluaron la relación entre los edulcorantes de bajas calorías y muchos tipos de cáncer, incluidos los orales y faringe, esófago, colon, recto, laringe, pecho, ovario, próstata y carcinomas de células renales. Los investigadores examinaron los hábitos alimenticios de más de 7.000 hombres y mujeres en su edad media (sobre todo 55 años y más). Basándose en los datos evaluados, no había pruebas de que la sacarina u otros edulcorantes (principalmente aspartame) aumentaran el riesgo de cáncer en varios sitios comunes en los seres humanos. El debate continúa mientras se realicen más investigaciones.

Aumento del hambre: Un estudio realizado con 14 personas en  dieta comparó los efectos de refrescos endulzados con aspartame con los endulzados con sacarosa sobre la ingesta de alimentos y puntuando el  apetito encontró que la sustitución de las bebidas endulzadas con sacarosa-por endulzadas con aspartame no reducía la ingesta total de calorías y puede incluso dar a lugar a una mayor  ingesta en los días posteriores. En otro estudio de 42 hombres que recibió aspartame en la limonada de dieta en comparación con limonada endulzada con sucrosa, no hubo un incremento en la ingesta de alimentos con el grupo de la dieta. La pérdida de peso resulta de consumir menos calorías que las que su cuerpo necesita. Al sustituir un bebida calórica con una bebida sin calorías, usted se estará ahorrando calorías y podría perder de peso, si es que las calorías son suficientes para poner el saldo en negativo.

Sucralosa:

La sucralosa es el nuevo edulcorante no nutritivo en el mercado. Es más bien conocido por su pretensión de ser elaborado con azúcar. Se vende como Splenda y es 600 veces más dulce que la sacarosa (azúcar de mesa). Se establece, en esencia sin calorías y no es absorbido completamente. En 1998, fue aprobado para el uso limitado, y en 1999, éste fue aprobado para su uso como edulcorante de uso general. En la actualidad, se encuentran en más de 4.500 productos, incluidos los alimentos que se cocinan al horno.

La FDA revisó los estudios en seres humanos y animales y se determinó que la sucralosa no tiene riesgos carcinogénicos, reproductivos, neurológicos u otro riesgo para la salud humana. La Ingesta Diaria Admisible (IDA) de la sucralosa se ha fijado en 5 mg / kg de de peso corporal / día. Para determinar tu ADI, multiplique su peso en kg  por 50. Por ejemplo, si su peso en kg es de  91 (200 libras) su IDA para la sucralosa sería 455 mg (91 x 5).

Sucralosa: ¿Cuál es el lado negativo?

Gran parte de la controversia en torno a la sucralosa se deriva del hecho de que fue descubierto al intentar crear un nuevo insecticida. La afirmación de que es elaborado con azúcar es una idea falsa sobre el producto final. De acuerdo con el libro Sweet Deception, La sucralosa se obtiene cuando el azúcar se trata con tritilo cloruro, anhídrido acético, cloruro de hidrógeno, cloruro de tionilo, y el metanol en la presencia de la dimetilformamida, el 4-methylmorpholine, tolueno, metil isobutil cetona, ácido acético, cloruro de benzyltriethlyammonium y metóxido de sodio, por lo que es diferente a todo lo encontrado en la naturaleza. El sitio Web de Splenda incluso deja claro que "Aunque la sucralosa tiene una estructura como el azúcar y un sabor similar al azúcar, no es natural ". El producto Splenda tampoco es realmente libre de calorías la sucralosa tiene calorías, pero como es 600 veces más dulce que el azúcar, muy pequeñas cantidades son necesarias para conseguir el dulzor deseado. Los dos primeros ingredientes de Splenda son dextrosa y maltodextrina, que se utilizan para aumentar el volumen y son carbohidratos que no son libres de calorías. Una taza de Splenda contiene 96 calorías y 32 gramos de hidratos de carbono, que es sustancial para las personas con diabetes pero inadvertido debido a la etiqueta alegando que es una caloría no edulcorante.

El nombre sucralosa es otro factor de confusión. El sufijo -osa se utiliza para nombrar azúcares , no aditivos. La sucralosa suena muy cerca de la sacarosa, el azúcar de mesa, y puede ser confuso para los consumidores. Un nombre más preciso para la estructura de sucralosa fue propuesto. El nombre habría sido triclorogalactosucrosa, pero la FDA no creía que era necesario utilizarlo y de  este modo fue permitido el nombre de sucralosa.

La presencia de cloro se cree que es el componente más peligroso de la sucralosa. El cloro es considerado un carcinógeno y se ha utilizado en gases venenosos, desinfectantes, pesticidas y plásticos. La digestión y la absorción de la sucralosa no está clara debido a la falta de estudios a largo plazo sobre los seres humanos. La mayoría de los estudios se realizaron en animales y en periodos cortos de tiempo. Sobre los supuestos síntomas asociados con la sucralosa , son problemas gastrointestinales ( distensión abdominal, gases, diarrea, náuseas), irritaciones de la piel (erupción, urticaria, enrojecimiento, picazón, hinchazón), sibilancias, tos, flujo nasal, dolores en el pecho, palpitaciones, ansiedad, la ira, cambios de estados de ánimo, depresión, y picazón en los ojos. La única manera de estar seguro de la seguridad de la sucralosa es tener estudios a largo plazo sobre los seres humanos.

El acesulfame K:

El acesulfame K ha sido un edulcorante aprobado desde 1988, y sin embargo la mayoría de la gente ni siquiera es consciente de que este es un edulcorante no nutritivo que se utiliza en sus alimentos y bebidas. Está inscrito en los ingredientes en la etiqueta del alimento como el acesulfame K, el acesulfame de potasio, Ace-K, o Sunett. Es 200 veces más dulce que la sacarosa (azúcar de mesa) y se utiliza a menudo como un potenciador de sabor o para preservar la dulzura de los alimentos dulces. La FDA ha establecido una ingesta diaria admisible (IDA) de hasta 15 mg / kg de peso corporal / día.

El acesulfame K: ¿Cuál es el lado negativo?

Los problemas en torno al acesulfame K se basan en los ensayos abusivos y falta de estudios a largo plazo. El acesulfame K contiene carcinógenos como el cloruro de metileno. La exposición prolongada al cloruro de metileno puede causar dolores de cabeza, depresión, náuseas, confusión mental, efectos en el hígado, efectos renales, disturbios visuales, y cáncer en seres humanos. Ha habido una gran oposición al uso de acesulfame K, sin más pruebas, pero en este momento, la FDA no  ha requerido que estas pruebas se hagan.

Neotame:

En 2002, la FDA aprobó una nueva versión de aspartame llamado Neotame , está químicamente relacionado con el aspartame sin los peligros de la fenilalanina para personas con fenilcetonuria. Es mucho más dulce que el aspartame con una potencia de aproximadamente 7.000 a 13.000 veces más dulce que la sacarosa (azúcar de mesa). La FDA ha establecido una ingesta diaria admisible (IDA) a los 18 mg / kg de peso corporal / día.

Neotame: ¿Cuál es el lado negativo?

Neotame entró en el mercado mucho más discretamente que los otros edulcorantes  no nutritivos. Mientras que el el sitio Web neotame da créditos que hay más de 100 estudios científicos para apoyar su seguridad, estos no están fácilmente disponibles para el público. Los opositores de neotame alegan que los estudios que se han realizado no consideran las consecuencias de salud a largo plazo del uso de este edulcorante. Sin estudios científicamente realizados por laboratorios independientes, los opositores de neotame seguirán refutando su uso.

Stevia Rebaudiana

Este miembro de la familia Aster tiene una larga historia de uso nativo en Paraguay como endulzante para tes y alimentos. La Stevia rebaudiana no debe confundirse con la Stevia salicifolia, también conocida cono ronión o roninowa. La Stevia salicifolia contiene el glucósido amargo estevisaliosida.Los extractos estandarizados de la Stevia rebaudiana se usan como edulcorantes naturales o suplementos alimenticios en diferentes países por su contenido de esteviosida o rebaudiosida A. Estos compuestos poseen hasta 250 veces la intensidad de dulzura de la sucrosa, y no tienen calorías. La esteviosida, un glucósido natural vegetal aislado de la planta Stevia rebaudiana, se ha comercializado en Japón como un edulcorante no calórico por más de 20 años.

A principios de la década de 1970, un consorcio de fabricantes japoneses de alimentos desarrollaron extractos de stevia para usarlo como un sustituto sin calorías del azúcar. Subsecuentemente, los extractos de stevia se volvieron un ingrediente común en los refrescos asiáticos, postres, goma de mascar y muchos otros productos alimenticios. La investigación japonesa extensiva ha descubierto que la stevia es extremadamente segura. Sin embargo, no ha habido suficientes estudios en los Estados Unidos para que la FDA apruebe la stevia como un sustituto de azúcar. No obstante, sin identificarla como tal, la stevia, es ampliamente usada por fabricantes inteligentes para endulzar tes comerciales envasados y otros productos.

La stevia es principalmente útil como un agente endulzante. Un estudio sugiere que también puede ofrecer beneficios potenciales para la hipertensión si se toma durante uno a dos años.  Evidencia muy débil indica beneficios potenciales en la diabetes.

La stevia se vende como un polvo para ser añadido a los alimentos como algo necesario para efectos endulzantes apropiados. Tiene un sabor ligeramente amargo, si se coloca directamente en la boca, pero en líquidos, por lo general no se nota y muchas personas encuentran el sabor deliciosamente único. Una taza de azúcar equivale a 1 ½ a 2 cucharadas de la hierba fresca o ¼ de cucharadita del polvo de extracto.

El intenso y marcado sabor dulce de la estevia ("Stevia rebaudiana Bertoni", por el apellido de su descubridor, el biólogo botánico Moisés S. Bertoni) se debe a los glucósidos de esteviol, identificados siete en total (esteviósido, rebaudiósido A, rebaudiósido C, dulcósido A, rubusósido, esteviolbiósido, rebaudiósido B). De su análisis bromatológico se desprende que estos compuestos son entre 250 y 300 veces más dulces que la sacarosa (azúcar común), con la ventaja de que no aportan calorías ni son cariogénicos.

Otro valor añadido de la estevia es que es un edulcorante natural, que al no ser fuente de fenilalanina sirve como sustituto del aspartamo, un edulcorante tóxico para personas con fenilcetonuria, una enfermedad metabólica.

ESTEVIA COMO EDULCORANTE SEGURO

El Natural Standard Research Collaboration informa de la situación actual para el uso de la estevia (en concreto los glucósidos de esteviol, los principios activos con mayor poder edulcorante de la planta), como edulcorante añadido a alimentos y bebidas.

El Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA) concluyó en junio de 2008 que los glucósidos de esteviol son seguros para su uso en alimentos y bebidas y estableció una ingesta diaria admisible (IDA) de 4 miligramos por kilo de peso corporal (expresado como esteviol). Esta cantidad equivale a una dosis diaria máxima de hasta 240 miligramos para una mujer de 60 kg o 280 miligramos para un hombre de 70 kilos. El JECFA estableció las especificaciones de identidad y pureza de los glucósidos de esteviol con un contenido mínimo del 95% de la suma de los siete principios activos.

En Europa. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha realizado una evaluación general de seguridad para la aprobación de la estevia como edulcorante en los alimentos y para su uso como potenciador del sabor. En abril de 2010, la EFSA publicó un dictamen científico positivo y estableció la IDA propuesta por el JECFA, de 4 miligramos por kilo de peso de esteviol. En el momento actual, la Comisión Europea redacta la legislación para la autorización y puesta en el mercado europeo de este edulcorante. El siguiente paso será la actualización de la directiva europea sobre aditivos para incluir este nuevo edulcorante. En Francia, la Agencia francesa de seguridad alimentaria (ANSES) evaluó el rebaudiósido A y dio una evaluación de seguridad positiva. En septiembre de 2009, Francia autorizó el uso de rebaudiósido A como edulcorante en el ámbito nacional durante un período transitorio hasta el establecimiento del anexo de la nueva regulación de los aditivos en el marco de la UE que se espera para 2011. Con base en la evaluación del JECFA 2008, Suiza ha decidido autorizar de forma provisional el uso de productos que contengan glucósidos de esteviol, en cumplimiento de las especificaciones del JECFA.

En Estados Unidos. En diciembre de 2008, la Food and Drug Administration (FDA) aceptó que el uso de la estevia con un mínimo del 95% rebaudiósido A es seguro (GRAS, Generally Recognized as Safe (GRAS) como edulcorante en alimentos y bebidas.

En el resto del mundo. Australia y Nueva Zelanda aprobaron el uso de glucósidos de esteviol de acuerdo con el JECFA en 2008, en un rango definido de aplicaciones en alimentos. En Japón, China, Corea y Brasil, entre otros países, los glucósidos de esteviol se consideran componentes naturales de alimentos y, como tales, están aceptados para su uso alimentario.

Stevia: ¿Cuál es el lado negativo?

Pruebas animales y la extensa experiencia japonesa con la stevia sugieren que esta es una hierba segura. Basados pricipalmente en la aparente creencia incorrecta de que la stevia ha sido usada tradicionalmente para prevenir el embarazo,  algunos investigadores han expresado preocupación de que la stevia podría tener efectos antifertilidad en hombres o mujeres. Sin embargo, la evidencia de la mayoría (aunque no todos) de los estudios sugiere que no es de preocuparse si se toma en dosis normales. Las poblaciones rurales e indígenas de Paraguay han empleado la Stevia rebaudiana para el control de la fertilidad. La seguridad en niños pequeños, mujeres embarazadas o lactando, o en aquellos con enfermedad hepática o renal severa no ha sido establecida.

Se han reportado algunos  efectos secundarios de stevia que incluyen dolor muscular, debilidad muscular, mareos, náuseas y plenitud abdominal. Estos efectos generalmente se resuelven después de la primera semana de tratamiento. Las dosis más altas de stevia puede afectar a la actividad del riñón.

Conclusión

Nuestro deseo innato por lo dulce podría interferir con nuestra capacidad de juzgar el bien del mal. No hay nada en nuestra dieta que podemos consumir sin costo. El costo puede ser el exceso de calorías, grasas, proteínas o hidratos de carbono. Es incluso posible consumir exceso de agua. Vemos a los edulcorantes bajos o sin  calorías y sin azúcar y creemos que no hay un costo, pero lo más probable es que esté  allí. Desafortunadamente, la investigación que se ha hecho nos está fallando. Con dos lados luchando por la seguridad de estos edulcorantes, es imperativo que tengamos las respuestas de estudios de investigación: independientes, aleatorios, doble ciego, estudios controlados con placebo. Es nuestra responsabilidad estar al tanto de lo que consumimos y proteger nuestra salud.

La ingesta diaria admisible se ha establecido para cada edulcorante no nutritivo por una razón, no puede ingerir cantidades ilimitadas de estos aditivos. Si usted cree que está experimentando cualquiera de los síntomas señalados por el consumo de edulcorantes nutritivos o no nutritivos, eliminandolo de su dieta es la mejor manera de determinar si es así. Los edulcorantes no son nutrientes esenciales en nuestra dieta,   existen para nutrir nuestros golosos paladares, no nuestros cuerpos.

Descargo de responsabilidad

Comesalud proporciona información científica entendiéndose que el autor no está proporcionando servicios de asesoramiento médico, psicológico o nutricional en este blog, ni persigue ningún fin económico directo o indirecto.

La información suministrada que contiene este blog no debe utilizarse en lugar de una consulta con un médico competente o profesional de la nutrición.

La información suministrada que contiene este blog no cubre todos los usos posibles, acciones, precauciones, efectos secundarios e interacciones. No se debe tomar como consejo médico para problemas individuales. La responsabilidad por las acciones individuales u omisión basada en el contenido de este sitio está expresamente excluida.