Todos estamos programados para que nos guste el azúcar. Una nueva investigación muestra que algunos sujetos son genéticamente más propensos a la adicción al azúcar y los alimentos que otros, dejando en claro por qué algunos tienen más problemas para dejar el hábito de azúcar que otros. 
Como ya revisamos en el artículo anterior sobre adicción al azúcar, la ciencia demuestra que una persona puede ser biológicamente adicta al azúcar de la misma manera que puede ser adicto a la heroína, la cocaína o la nicotina. Los atracones y las conductas adictivas son extrañamente similares en los alcohólicos y los adictos al azúcar. De hecho, la mayoría de los alcohólicos en recuperación a menudo cambian a otra droga de fácil acceso: el azúcar. 
Parece que todos variamos un poco en nuestra capacidad para el placer. Algunos necesitamos una estimulación mucho mayor para llevar el placer a un rango adictivo que estimule nuestro centro de recompensa del cerebro - adicción a las drogas y al alcohol, ludopatía, adicción al sexo y, por supuesto, al azúcar, adicción a la comida y al comer compulsivo. A menudo vemos esto como fallas morales o como el resultado de debilidad de carácter. De hecho, puede ser que los adictos simplemente tengan la mala suerte de nacer con lamentables variaciones genéticas en sus mecanismos de recompensa y placer.  Sin embargo, a pesar de estar expresado el gen de placer bajo la adicción al azúcar, se puede modificar su actividad mediante la modulación de la química del cerebro y la función de algunos receptores con el uso de nutrientes específicos... 

La Genética del Placer 

En nuestro cerebro, un pequeño receptor, los receptores D2 de dopamina (llamémoslo DRD2 ) , debe ser activado o encendido para hacernos sentir placer. El aminoácido dopamina provoca esta respuesta. El azúcar y otros estimulantes aumentan  la dopamina estimulando las adicciones en el corto plazo. El único problema parece ser que las personas con tendencias a las adicciones al azúcar, a comer compulsivamente y a la obesidad tienen sistemas DRD2 que necesitan mucho más estímulo para sentir placer. Los que tienen adicción al azúcar, parece tener menos receptores de dopamina D2 y necesitan estimulación adicional para "encenderlos" 1.
Mediante estudios de resonancia magnética funcional en adolescentes, individuos delgados y obesos, se descubrió que los adolescentes obesos cuyos cerebros no se “encienden” tanto en los centros de recompensa de dopamina eran más propensos a ser obesos y ganar peso más adelante 2 .También era más probable que tuvieran el gen que codifica para DRD2 menos receptores. 
Algunos estudios han señalado a los medicamentos o nutrientes que pueden modular la respuesta defectuosa de recompensa de la dopamina . En un estudio, la naltrexona, un antagonista de los opioides (bloquea los efectos de la heroína y la morfina en el cerebro) fue utilizado en adictos al azúcar. Cuando tomaron esta droga, la cual les impedía obtener la crisis adictiva al azúcar, se redujo su ansiedad y comieron menos. 
También sabemos que las anfetaminas son supresores naturales del apetito y reducen la ansiedad. Por eso los niños que toman medicamentos estimulantes para el Transtorno de Deficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)  (que en realidad son sólo anfetaminas de lujo) que estimulan los receptores de la dopamina tienen problemas para aumentar de peso suficientemente a medida que crecen. 
También hay algunos estudios prometedores de nutracéuticos 3 que pueden modular la función del receptor de la dopamina y la regulación del apetito 4 Bruce Ames, PhD encontró que altos niveles de estos nutrientes pueden reducir las enfermedades en las personas con 50 variantes de genes diferentes, los nutrientes pueden modular la función de nuestros genes, mejorar su función, o afectar a la actividad de las enzimas que los genes producen 5. De hecho, una tercera parte de todo nuestro ADN tiene un trabajo simple: codificar y producir enzimas controladas por los cofactores nutricionales. Esto significa que los nutrientes tienen una extraordinaria capacidad de modificar la expresión de sus genes. Este es el importante campo de la Nutrigenómica. 

La superación de su adicción al azúcar 

El uso de nutrientes específicos o bien mejoran la expresión de genes, o modifican su actividad, las enzimas o los receptores, aunque sus funciones estén  un poco deterioradas. 
Algunos de estos han sido utilizados con éxito, tales como la glutamina y otros aminoácidos. La  regulación de las hormonas y los neurotransmisores que afectan el apetito y los antojos es un tema complejo e involucra muchos factores, incluyendo qué tan rápido los alimentos producen picos de nuestro azúcar en la sangre, el estrés, el dormir lo suficiente, las deficiencias nutricionales, productos químicos tales como edulcorantes artificiales, sensibilidad a los alimentos que impulsan la inflamación, y mucho más. 
Para los que tienen problemas personales con adicción a la comida, recuerde que no es una falta moral o falta de fuerza de voluntad. 

Le recomendamos lea el artículo en este blog “Un plan de alimentación que puede ayudarnos con el sobrepeso y la vida sedentaria”. Lo encontrará en el Tema: “Bajando de Peso”

Como adelanto, aquí están cinco sugerencias que ofrecemos  para ayudarles a romper su adicción a la comida. 

1Balance de su azúcar en la sangre: Los estudios de investigación dicen que los niveles bajos de glucosa en la sangre están asociados con un menor flujo de sangre al cerebro en general. Para mantener su nivel de azúcar en sangre estable: 

 - Coma un desayuno nutritivo con proteínas, como huevos, batidos de proteínas, mantequillas de frutos secos. Los estudios demuestran reiteradamente que el comer un desayuno saludable ayuda a la gente a  mantener la pérdida de peso.

- Asegúrese de consumir alimentos de Carga Glucémica baja, ricos en fibra, y sin grasas Trans. Le recomiendo lea el artículo en este blog “ La dieta, los índices glucémicos y las cargas glucémicas”. Lo encontrará en el Tema: Indice Glucémico)

- Efectúe más comidas pequeñas durante todo el día. Comer cada 3-4 horas con un poco de proteína en cada comida o merienda (proteínas animales magras, frutos secos, semillas, frijoles). 

- Evite comer tres horas antes de acostarse. 

2. Elimine el azúcar y  los edulcorantes y artificiales y sus antojos desaparecerán: Usted tiene que detener su consumo para que el cerebro pueda  restaurarse. Elimine los azúcares y harinas refinadas, refrescos, zumos envasados de frutas, los edulcorantes artificiales de su dieta y los alimentos que contengan fructosa de maíz. Estos son los causantes de sus antojos. Le recomiendo lea el artículo en este blog “ Edulcorantes .Buenos o malos para la salud ?”. Lo encontrará en el Tema: Azúcar y edulcorantes)

3. Determinar si las alergias ocultas a alimentos están provocando sus antojos. A menudo se anhelan los alimentos a los cuales tenemos una alergia oculta.  Efectuar un perfil de alergias alimentarias es muy recomendable para su salud. ( Consulte a su médico)

4Obtener 7-8 horas de sueño. La investigación muestra que la falta de sueño aumenta los antojos. 

5Existen suplementos que ayudan a eliminar los antojos, pero es importante que consulte a su médico antes de la toma de cualquiera de ellos y su correcta dosificación:

- Optimizar el nivel de vitamina D: Según un estudio, cuando los niveles de vitamina D son bajos, la hormona que ayuda a apagar su apetito no funciona y la gente siente hambre todo el tiempo, no importa lo mucho que coma. 
- Optimizar omega 3: Los niveles bajos de ácidos grasos omega tres están involucrados en la función normal de las células del cerebro, el control de la insulina y la inflamación. 
- Aminoácidos como la glutamina, tirosina, el 5-HTP ayudan a reducir la ansiedad. El  Cromo y el ácido alfa-lipóico ayudan a controlar al azúcar en la sangre y pueden ayudar a controlar los antojos. 

6.El consumo de fibra con los alimentos es muy útil para reducir los picos de azúcar y la insulina

 

References

(1) Stice, E., Yokum, S., Zald, D., and A. Dagher. 2011. Dopamine-based reward circuitry responsivity, genetics, and overeating. Curr Top Behav Neurosci. 6: 81–93.

(2) Stice, E., Yokum, S., Bohon, C., et al. 2010. Reward circuitry responsivity to food predicts future increases in body mass: moderating effects of DRD2 and DRD4.Neuroimage. 50(4): 1618–25.

(3) Blum, K., Chen, A.L., Chen, T.J., et al. 2008. Activation instead of blocking mesolimbic dopaminergic reward circuitry is a preferred modality in the long term treatment of reward deficiency syndrome (RDS): a commentary. Theor Biol Med Model. 5:24. Review.

Descargo de responsabilidad

Comesalud proporciona información científica entendiéndose que el autor no está proporcionando servicios de asesoramiento médico, psicológico o nutricional en este blog, ni persigue ningún fin económico directo o indirecto.

La información suministrada que contiene este blog no debe utilizarse en lugar de una consulta con un médico competente o profesional de la nutrición.

La información suministrada que contiene este blog no cubre todos los usos posibles, acciones, precauciones, efectos secundarios e interacciones. No se debe tomar como consejo médico para problemas individuales. La responsabilidad por las acciones individuales u omisión basada en el contenido de este sitio está expresamente excluida.